Recomendaciones

Para disfrutar aún más las excursiones del GMSMA

Sabemos que disfrutar las excursiones con el GMSMA es una cosa fácil, casi natural. Se disfruta desde que leemos el correo la tarde del domingo hasta que leemos la crónica días después de haber caminado. Pero durante el recorrido, a veces se dan ciertas circunstancias como cansancio, frío, calor, sed.… o incluso miedo que nos ponen al borde de nuestra zona de confort, si no nos sacan de ella.

El siguiente “decálogo”, que nos presenta Juan, tiene por objeto proporcionar ideas y recomendaciones para que aumenten las garantías de que nuestro paso por la montaña y senderos sea en todo momento placentero.

Antes de la excursión
vValora –o pregunta a alguien de tu confianza- si la longitud, el desnivel y el terreno son adecuados a tus capacidades.
vLa información meteorológica te indicará la protección que debes llevar: crema solar, barra de labios, gafas de sol, de ventisca, gorro, guantes, chubasquero, abrigo suficiente, repuestos, etc…
vTen en cuenta la temperatura prevista, la duración y desnivel de la ruta para proveerte de la cantidad suficiente de agua. Sal de casa ya con el agua.
vIntenta visualizar la zona por la que vas a caminar con aplicaciones como Iberpix. Google Earth o con mapas en papel.
Durante la excursión
vDisfruta del paisaje aunque camines cuesta arriba. Pide información sobre el entorno, seguro que alguien habrá que conozca la respuesta y si no, ya hay tema de charla.
vNo ocultes tu estado físico “por no molestar”. Si te encuentras indispuesto comunícalo a algún compañero. Ya se verá si hay que tomar medidas.
vVigila la hidratación, especialmente si tienes problemas de articulaciones o eres  hipertenso/a. No bebas compulsiva-mente. Un pequeño trago cada 15 o 20 minutos suele ser suficiente.
vCamina relajado y disfrutando, pero sé consciente de que vas en grupo. ¿Te ve el de atrás? ¿Ves al de delante? Si una de las respuestas es no, da una voz para detener al grupo.
vCuando giramos bruscamente, dejando un sendero para tomar otro, es bueno mirar para atrás y comprobar que el que  va detrás nos está viendo o nos ve abandonar un camino. Un simple gesto a modo de saludo entre el de delante y el rezagado son suficientes. 
vSi vas el último, sé consciente de ello y procura estar atento a cuándo dejas de serlo.
vProcura no separarte del grupo. Si tienes necesidad de hacerlo, comunícalo.
vSi llegas a la conclusión de que te has perdido, detente y avisa -si hay cobertura-. No te muevas de donde estás. Un silbato puede ayudar a tu localización.
vEn terrenos dificultosos no te alejes de los que van atrás, tus aciertos o errores al buscar el paso sirven de experiencia para los demás.
vSi transitamos por vías urbanas o carreteras, presta  atención al tráfico y aplica  sus normas.
vSi llevas perro, procura llevarlo contigo en zonas con riesgo de caída, no permitas que tu perro provoque una eventual pérdida del equilibrio. Anticípate.
Después de la excursión
vEvalúate. ¿Cómo te ha quedado el cuerpo? ¿La ruta ha estado a tu medida? ¿Te has superado?  Al día siguiente, asocia tu estado a las características del recorrido. Es experiencia para futuras decisiones.
vDedica tiempo a ver las fotos, los foto-reportajes y la crónica de la excursión (no te resistas a escribirla, podrás comprobar que describir tu experiencia resulta placentero).
vDe vez en cuando entra en el blog y pincha al azar alguna excursión antigua para rememorarla.
vEspera al correo del próximo domingo para ilusionarte con la siguiente excursión.

Más consejos puedes encontrarlos aquí:
http://www.extremos.pro/iniciacion-al-senderismo-trekking-manual/

2 comentarios:

  1. De lo mejor que he visto en Internet sobre senderismo. Sus páginas están estupendamente diseñadas y no tienen desperdicio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Floren, comentarios como el tuyo nos animan a seguir mejorando el blog.

      Eliminar